Hace 24 días | Por ccguy a arstechnica.com
Publicado hace 24 días por ccguy a arstechnica.com

Los fabricantes europeos de automóviles se afanan en averiguar cómo serán el transporte personal y las soluciones de "última milla" en los próximos años. Las soluciones son siempre eléctricas, y también diminutas. Lo que la mayoría de las empresas (salvo Citroën, Renault y Fiat) parecen haber olvidado es que siempre hemos tenido una respuesta a este problema: el microcoche. El microcoche es una pequeña cosa singular: su trabajo consiste en llevar frugalmente a una persona (o quizá a dos) a donde necesita ir ocupando el menor espacio posible.