Hace 18 días | Por ccguy a arstechnica.com
Publicado hace 18 días por ccguy a arstechnica.com

John Romero recuerda el momento en que se dio cuenta de cómo sería el futuro de los videojuegos. A finales de 1991, Romero y sus colegas de id Software acababan de lanzar Catacomb 3-D, un shooter en primera persona de aspecto tosco y colores EGA que, sin embargo, era revolucionario comparado con otros juegos en primera persona de la época. "Cuando empezamos a crear nuestros juegos 3D, los únicos que existían no se parecían en nada a los nuestros", explicó Romero a Ars en una entrevista reciente.

Comentarios

QAR

¡Larga vida a los juegos FPS y a John Romero! Cuántas horas de mis etapas más depresivas las pasé evadiéndome en los FPS. No exagero si digo que quizá me hayan salvado la vida.

Magog

Una pena que fuera de un equipo tan innovador y que no se supiera adaptar a los cambios de la industria en tan poco tiempo

Catacroc

#1 ¿Sabes lo que pasa? Que a partir de una edad, cuando el banco te da el saldo en carretillas de dinero y tienes una piscina que se ve desde el despacho el tirarte horas programando a veces pasa a un 2º nivel.

D

#3 Fue algo más que eso, desavenencias entre Carmack y Romero por los tiempos de desarrollo, Carmack excelente programador pasaba bastante del desarrollo artístico, buscaba la perfección técnica, Romero pensaba que era más importante el arte y el guion. Juntos eran imparables, por separado Carmack sobrevivió, Romero fue Daikatana.