10 meneos
212 clics

Los errores del Monopoly

Pronto llegan los reyes y los juguetes. Podemos caer en la tentación de regalar juegos educativos y puestos a educar hacerlo a lo grande con el Monopoly y así preparar a los niños para el mundo de verdad. El objetivo es bien sencillo: el jugador más rico gana. Para ello tiene que comprar, alquilar y vender bienes, de esta manera aprenden que los valores de los bienes se basan principalmente en su ubicación, y reciben lecciones económicas sobre la escasez, la compensación y la adopción de decisiones con información imperfecta.
etiquetas: curiosidades, juegos, economía, juguetes, reyes, finanzas
usuarios: 9   anónimos: 1   negativos: 0  
4comentarios mnm karma: 83
  1. #1   "Los ingresos se basan en la suerte, no en la habilidad"

    Esto también pasa en la vida :-)
    votos: 1    karma: 15
  2. #2   Lo bueno de que en el Monopoly se tengan que hacer los pagos a tocateja es que enseña a que, si no tienes el dinero para comprar algo que quieres, te esperas a haberlo ganado. Me parece que eso es un valor que conviene reforzar
    votos: 0    karma: 6
  3. #3   A pesar de los errores que comenta el artículo, sigo pensando que jugar al monopoly es una buena lección de lo que es este sistema: solo puede quedar uno, que será asquerosamente rico, mientras que el resto de jugadores se ha arruinado.
    Y cuando se arruina el primer jugador, que suele pedir un préstamo al que tiene más pasta, para alargar un rato más el juego... para terminar otra vez arruinado y con una deuda que jamás podrá pagar... xD El monopoly debería ser asignatura obligatoria en primero de ESO xD
    votos: 1    karma: 22
  4. #4   Información perfecta, en el caso del juego...
    votos: 0    karma: 6
comentarios cerrados

menéame