237 meneos
6512 clics

Un ángel en mitad de una batalla

La batalla de Fredericksburg (1862), en plena Guerra de Secesión, enfrentó a las tropas del general confederado Robert Lee y el general Ambrose E Burnside...
etiquetas: ángel, mitad, batalla, robert lee, ambrose e burnside
usuarios: 126   anónimos: 111   negativos: 0  
11comentarios mnm karma: 529
  1. #1   ¿Y qué fue de eso de "al enemigo ni agua"?
    votos: 3    karma: 50
  2. #2   #1 Eso lo dicen los generales, no los que están en las trincheras pasándolas canutas.

    Ante aquella angustiosa situación, Richard solicitó permiso a su superior para acercarse hasta los heridos enemigos y darles un poco de agua, pero se lo negaron. La insistencia del sargento pudo más y, al final, su superior accedió con una condición: debería ir por su cuenta y riesgo y sin el amparo de la bandera blanca.
    votos: 9    karma: 86
     *   Wayfarer Wayfarer
  3. #3   Y al año va y la casca en una batalla,de aquella ni karma ni na
    votos: 2    karma: 32
  4. #4   La misericordia escasea en las guerras.

    Y abunda la hipocresía, si los mismos que elogian al "ángel" no tienen problemas con bombardear una zona con civiles con tal de debilitar al enemigo...
    votos: 2    karma: 24
     *   Rafael90 Rafael90
  5. #5   El ángel y el demonio porque el "superior" que va y le dice vale pues ves pero sin nada así te meten un tiro y nos libramos de ti, majete!

    Estos casos vienen a demostrar que hay gente que tiene principios en cualquier situación y es de alabar porque este señor actuó según su moral y lo que le parecía correcto a pesar de que iba contra su instinto de supervivencia y que tenía muchos números de morir en el intento...
    votos: 1    karma: 15
  6. #6   Una historia curiosa, pero tampoco nos chupemos las pollas por unos sorbitos de agua...
    votos: 0    karma: 10
  7. #7   Bueno, pensándolo fríamente dió de beber a los heridos que, entre otras, su propia unidad causó. No sé qué pensar.
    votos: 0    karma: 7
  8. #8   #7 Fácil, aquí en España hay gente que va a manifestaciones, lleva alimentos a cáritas, etc, estando o sin estar en ese grupo de 10 millones de personas que han votado, antes al Psoe y luego al PP, que son los ineptos que han causado/permitido/ayudado esta crisis en favor de los bancos. Te pongo el mismo ejemplo con un policía que se desmarque del resto, socorriendo a alguien a quien un compañero suyo ha dejado tirado en el suelo de un pelotazo/porrazo. Sería un gesto muy encomiable sin duda, que produciría no pocas reacciones en ambos lados.
    votos: 0    karma: 9
  9. #9   #6. Mas bien chupaban la cantimplora.
    votos: 0    karma: 7
  10. #10   #8 Sí, pero estamos hablando de un sargento. Dudo que durante la batalla cerrara los ojos y se quedará agazapado sin hacer nada. Digo yo que también dispararía.
    votos: 0    karma: 7
  11. #11   #10 Aquí diariamente la gente dispara verbálmente unos contra otros, pero eso no quita para uno de dentro de un bando, un buen día intenta perdonar/comprender que el del bando contrario no es un demonio por el simple hecho de estar en ese bando. Es ignorancia, circunstancias, lo que no es de extrañar, ya que somos seres culturales y muy desinformados. Frases como "disfruten lo votado, quizá salen de bocas que han votado al Psoe u otro partido igualmente comprado. Y viceversa en la época Zapatero.
    Hace unos días volvi a ver la peli Cold mountain, y el prota dice una frase "si hay gerra, todo el mundo va". Me remito al tema cultural, la gente no quiere matar al enemigo, el cual sólo existe cuando te han educado en el odio y con mentiras.

    Por otra parte, la gente cambia. Ese sargento ha escogido el ejercito por circunstancias o ignorancia. Luego según avanza su vida aprende cosas, ve en lo que se ha metido, pero tiene que comer, quizá no le queda otra, el sistema le tiene cogido por los huevos.
    No es fácil juzgar estas cosas.
    votos: 1    karma: 15
comentarios cerrados

menéame