EDICIóN GENERAL
27 meneos
84 clics

Rafael Blasco Castany: de militar en el FRAP a consejero siete veces, cuatro con el PP

El siete veces conseller (de palos tan distintos como Presidencia, Obras Públicas, Empleo, Bienestar Social, Territorio, Sanidad e Inmigración) ha sido políticamente dado por desaparecido varias veces. Y por muerto. Pero resucita. «Carlos», su nombre de guerra, estaba resuelto a instaurar la dictadura del proletariado a través de la lucha armada y la movilización de masas. Una vez fue detenido en la frontera de regreso de una reunión del exilio en Francia. Tras ser defenestrado como consejero de Lerma, pasó a formar parte del PP.

| etiquetas: rafael blasco castany , pp , frap
#3 Y este no es "el padre de", este es un trabajador interno.

Pero la doble moral ayuda a tragar más y mejor que la saliva.
Y así lo despedían los periodistas de derechas en el ABC cuando lo metieron preso por choricear fondos públicos para el desarrollo (Caso Cooperación): www.abc.es/espana/20150615/abci-viejo-comunista-regresa-carcel-2015061

Ese COMUNISTA del que usted me habla...

:troll:
¿Se sabe si, como el padre de Iglesias, abandonó la organización antes de que se pusiera a matar?
#1 "(...) pero su primera militancia, todavía bajo el franquismo, le llevó a conocer situaciones de prisión, siendo detenido en junio de 1976 por ser considerado "máximo responsable del PCE y del FRAP en Cataluña." Fuente

Parece que este se dedicaba a algo más que a pegar carteles :-P
#2 El 76, vaya, el FRAP ya había matado a seis policías por entonces.

es.wikipedia.org/wiki/Frente_Revolucionario_Antifascista_y_Patriota#V

El padre de Iglesias salió el 73.
Si, a este miserable lo conocemos por aquí. Desde el FRAP al PP pasando por el PCE Marxista-Leninista, el PSOE y lo que haga falta. Pobre hombre, su vida es un mar de dudas pero eso no le frenó para robar a quienes nada tenían.
Espero que le guarden un lugar especial en el infierno.
Este supo encontrar el camino correcto, el padre de iglesias sigue en las mismas ... (ironic, eh)
comentarios cerrados

menéame