EDICIóN GENERAL
11 meneos
36 clics

Oxfam, matar al mensajero

Vivimos en un mundo en el que los gobiernos han privatizado su responsabilidad, dejando en manos de las ONG parte de lo que corresponde a los estados. Los gobiernos desatan las guerras, venden las armas y después esperan que las ONG pongan tiritas a la barbarie. Estamos rodeados de depredadores y no es una buena idea decir “todos son iguales”. No lo es porque no lo somos.

| etiquetas: oxfam , escandalo sexual
Vivimos en un mundo en el que los gobiernos han privatizado su responsabilidad, dejando en manos de las ONG parte de lo que corresponde a los estados. Los gobiernos desatan las guerras, venden las armas y después esperan que las ONG pongan tiritas a la barbarie

FALSO. Mientras en Haití los de Oxfam se dedicaban a montar orgías, militares españoles estaban curando a la población. Pero claro, los progres de salón nunca reconocerán lo que haga un médico que vista uniforme militar. Si el médico se pone una identificación que ponga "sin fronteras", entonces ya es guay, haga lo que haga...
Los encubrimientos son graves, pero la situación en sí misma es la leche: "Bueno, vamos a aprovechar que trabajamos con un país pobre para montarnos orgías jodidamente económicas, que aquí por un poco de pan ya metemos en caliente". ¿En qué mundo personas con esa mentalidad consiguen ascender hasta la cúpula sin que otros lo noten? No sé si es que el poder corrompe o si realmente hay quien no tiene problemas en asociar ONGs con polvos al primer vistazo.
comentarios cerrados

menéame