EDICIóN GENERAL
6 meneos
110 clics

Nos señalan desde la pared  

Durante la Primera Guerra Mundial, y en el periodo inmediatamente posterior, las grandes potencias se inspiraron unas en otras en su arte propagandístico. El objetivo: proporcionar a cada ejército el mayor tonelaje posible de carne de cañón al mínimo coste induciendo a los futuros cadáveres a que se presentaran voluntariamente en la oficina de reclutamiento. El medio: una mirada de acero y un dedo firme, señalando desde un póster. El resultado: todo un subgénero dentro de la propaganda política de guerra.

| etiquetas: propaganda , historia , curiosidades
Como dice un comentario de la noticia, este es el mejor
lh3.googleusercontent.com/-0krcKHsxqYg/TW6P9XTTNwI/AAAAAAAABPU/u_8ewJv
comentarios cerrados

menéame