EDICIóN GENERAL
10 meneos
29 clics

La lenta agonía del Tíbet

En el mundo existen pueblos condenados a atesorar la memoria de sus desgracias. Cuando el presente humilla y el futuro ignora, el recuerdo de la catástrofe se convierte en una cuestión de supervivencia, aunque el precio a pagar sea alto. La represión religiosa, el asentamiento forzado de los nómadas que acaba con el conocimiento acumulado de nueve mil años de civilización móvil y el cambio de tibetano a mandarín en las escuelas es un monstruo de tres cabezas que está destruyendo la identidad del pueblo tibetano.

| etiquetas: tíbet
«A medida que arden más y más tibetanos, el silencio mundial se hace cada vez más ensordecedor. Y aparecen las dudas, al punto que muchos activistas empiezan a cuestionar los principios de no violencia establecidos por el Dalai Lama. “No le hemos hecho daño a un solo chino hasta ahora. Y aquí estamos. Para una lucha pacífica, creo que las huelgas de hambre y las autoinmolaciones son los últimos recursos.»
Catalunya está demostrando que se puede matar ese monstruo de 3 cabezas sin inmolarse.
#2 Dos situaciones que no admiten comparación
comentarios cerrados

menéame