EDICIóN GENERAL
8 meneos
 

Jugar hasta aburrir

Todos hemos sentido las ganas de llegar a casa y dedicarnos un tiempo a nosotros y sobre todo a nuestro ocio predilecto. Llegar a casa y conectar la videoconsola para desconectar del mundo. Esto ha sido así muy probablemente desde hace mucho tiempo, ¿verdad? Nuestro bocadillo de “Nocilla” era devorado raudo y casi sin masticar. Y luego a jugar – previo lavado de manos antes – hasta que nuestros padres nos recordaran que el tiempo de disfrute había finalizado. Pero hay días que ese momento deja de ser algo encomiable.

| etiquetas: videojuegos
comentarios cerrados

menéame