320 meneos
8223 clics

El bombo

En una destartalada imprenta de Shangai una vieja Heidelberg de dos colores mancha, día y noche, desde hace seis meses, papeles de 50x 70 centímetros. Cada mañana, los guillotinadores los cortan en pequeñas papeletas , las doblan por la mitad y le dan un punto de cola para esconder su contenido. En Beirut, Nairobi, Dublín, Oslo, en todo el mundo, técnicos de artes gráficas trabajan sin descanso en la misma tarea. Imprimen papeletas con el nombre y el apellido de cada ciudadano.
etiquetas: loteria, suerte, humanidad
159 161 7 K 633 mnm
registro de eventos de la noticia
no hay registros
registro de cálculos de karma

menéame