EDICIóN GENERAL
15 meneos
49 clics

“El DRM no es una medida anti-piratería, sino para evitar que los libros se compartan demasiado”

Es un hecho reconocido por casi toda la industria del libro que el DRM perjudica a los lectores legales, aquellos que pagan por lo que leen, impidiéndoles hacer un uso libre de sus libros digitales, el mismo que harían con un libro en papel. El comprador de un libro en papel puede prestarlo o regalarlo a quien quiera —compartirlo—, es libre de hacerlo, tantas veces como desee. Pero no puede disponer de la misma forma de un libro digital, por razones técnicas (DRM) y legales (que no entraré aquí a comentar)

| etiquetas: drm , piratería , libros , lectura , literatura
13 2 0 K 112 mnm
13 2 0 K 112 mnm
El DRM refleja las consecuencias de adoptar un modelo irreal y absurdo ---> la propiedad intelectual.
-Prestar un libro (o regalarlo después de haberlo leído) no es bueno porque perjudica al escritor.
-Prestar un martillo no es bueno porque perjudica al fabricante de martillos.
-Prestar un lápiz perjudica al fabricante de lápices.
-Escuchar un CD sin auriculares es compartir música, y perjudica a la discográfica.
-Dar un vaso de agua a alguien que llama a tu puerta, perjudica a la compañía de aguas.
-Dar de comer a un pobre, perjudica al supermercado o a los restaurantes.
-Acercar a tu vecino…   » ver todo el comentario
#3 Muy buena descripción de como el que puede abusa de su posición perjudicando al interés general en beneficio propio, exactamente lo que hacen los editores.

Como los mismos editores reconocen el DRM es inútil para evitar las copias piratas, su única utilidad es impedir que alguién haga aquello tan habitual de intercambiar libros leidos con los amigos.

#2 Los libros una vez leídos se regalan, no se prestan ¿pero que clase de amigos tienes tu?.
Yo nunca he prestado un libro. De hecho es algo inútil, al fin y al cabo cuando prestas un libro a alguien sabes que no te lo va a devolver. Todos los libros que compró los leo, una vez leídos me siento libre de regalarlos. Algunos no son buenos y los conservo en las estanterías, otros pasan desapercibidos y otros los recomiendo para que los lea alguna otra persona. El mejor DRM es un amigo gorrón, que no tiene ningún interés en leer y que colecciona los libros de sus amigos en sus propias estanterías.
Manía de llamar ilegales a cosas que no lo son. La copia privada es un derecho, por lo que es igual de legal el que compra un libro en Amazon que el que se lo descarga en ePub.
comentarios cerrados

menéame