EDICIóN GENERAL
223 meneos
2099 clics
Blénido dientes de sable, un pez inyecta veneno con los efectos sedativos de la heroína

Blénido dientes de sable, un pez inyecta veneno con los efectos sedativos de la heroína

Mide un poco más de diez centímetros pero el blénido dientes de sable, un pez de arrecife de coral, inyecta un veneno capaz de inmovilizar a los depredadores que le acechan produciéndoles un efecto calmante, como el de la heroína. Un equipo internacional de científicos ha analizado la composición de esta toxina que no produce dolor y que podría emplearse para el desarrollo de nuevos analgésicos. “Si perdemos la Gran Barrera de Coral perderemos estos pequeños peces cuyo veneno podría servir de inspiración para fármacos inhibidores del dolor”.

etiquetas: pez , blénido , inyectar , veneno , efecto , sedante , heroína
Pequeñito pero matón...  media
#1 Es tal cual me habría imaginado un pez yonki.
#2 Pues sin verle los huesos es como la boca de Alien...  media
#3 Fosforito, con cresta, cara de mala ostia y yonki.

Parece uno de los malos del "Street of rage" en versión Cousteau.
Ya me veo a los yonkis de mi barrio con su pecera bajo el brazo.
#5 Y a los camellos con acuarios gigantes en sus casas jajaja
en la naturaleza hay infinidad de productos que pueden ser beneficiosos para la salud...eso va dirigido a los que me llaman magufo por la utilizacion de esos productos por las farmaceuticas
#7 El concepto Principio Activo no lo tienes tú muy claro, ¿verdad?
#8 pues no, ''soy todo orejas'' o_o
#9 Na, déjalo.
#7 Puedes dejarte morder por este pez pero yo prefiero que me receten morfina.
#11 No compares la morfina sintética con la natural :troll:
#11 Elige la vida. Elige un empleo. Elige una carrera. Elige una familia. Elige un televisor grande que te cagas. .........no .....dame un pez de esos.
#7 magufo
#7 ya tenemos al tontolaba de la semana.

Mientras usted, como buen magufo que es, se haría morder por el pez sin más, un científico estudiaría la toxina, la pondría en dosis controladas, y haría unas especificaciones de para qué sirve, qué hace, contraindicaciones, dosis controladas y demás.

Incluso la crearían en laboratorio, sin tener que matar peces cada dos por tres.

Esto es la ciencia, lo de usted es locura.
#24 si tienes razon, pero la futura medicina la creo la naturaleza no las farmaceuticas aunque despues se aprovechen de ella, la embasaran con un nombre raro y te haran pagar lo que quieran
#7 no entiendo, te llaman magufo porque las farmacéuticas usan productos procedentes de la naturaleza para hacer medicamentos?
#26 que me llamen lo que quieran, me resbala...
Socorrista: ¡Doctor, a este bañista le ha picado un blénido!
Médico: tranquilos, aquí tengo un antídoto.
Bañista: bueno, bueno, qué prisa hay?
Como método de defensa le veo algunos fallos... sus depredadores le estarán acosando constantemente para que les inyecte :troll:
Cuántos necesito para llenar la bañera?
¿Dónde se puede comprar este pez? Es para un amigo aficionado a los acuarios.
"Si perdemos la Gran Barrera de Coral perderemos estos pequeños peces cuyo veneno podría servir de inspiración para fármacos inhibidores del dolor"

Si perdemos la Gran Barrera de Coral mereceremos ese dolor.
#21 Realmente como especie merecemos algo peor que perder un inhibidor del dolor
Buah, de aquí a unos meses todos los drogotas de barrio empezarán a cambiar sus plantaciones clandestinas de marihuana por peceras xD .
Siempre guardo cinco de estos peces en un guante impermeable. Cada vez que estoy de bajón, sólo tengo que meter la mano dentro y dejarme mordisquear un poco.
Voy a poner aquí mi diatriba: nos las damos de tecnológicamente evolucionados, superiores, como si la realidad fuera nuestra, estuviera comprendida y domesticada.

Lo digo por que siempre que leo una noticia como ésta, pienso en lo mismo: el ser humano, hoy por hoy, es total y absolutamente incapaz de replicar por sí solo a la naturaleza y sus ingenios. Existen incluso algoritmos matemáticos llamados "genéticos", dado que intentan emular la selección del (resultado matemático) más…   » ver todo el comentario

menéame