EDICIóN GENERAL
7 meneos
37 clics

El arte de la realidad

Tal vez fuera martes el día que eligió Larra para suicidarse. Qué más da. Lo único cierto es que la realidad siempre suena mejor en el papel que en la vida misma cuando se trata de contar lo sucedido. Pongamos que Larra se puso frente al espejo con una pistola en la sien y la bala fue a parar a una pared donde dejaría una muesca de sangre con el siguiente aviso: el romanticismo entra en acción. La época estaba de su parte, por eso la muerte por suicidio no se contemplaría en el espejo de la ofensa.

| etiquetas: larra , escritor
A mi la realidad siempre me ha dejado helado, desde Diblín hasta Vladivostok
comentarios cerrados

menéame