edición general
  1. Sólo quiero hacer un pequeño aporte sobre la zona afectada por la lava, ya que gran parte de mi familia es de allí:

    - Es una zona humilde. Las casas que hay allí llevan generaciones. Construídas a golpe de trabajar la huerta. Fincas que aún se podían ver, con sus muritos. Algunas de las zonas son tan antiguas que aún tenían restos de lo que pudieron ser construcciones guanches.
    - En esa época las compras eran poco más que un papel firmado, con suerte.
    - A día de hoy, registrar adecuadamente esos mini-terrenos es una pesadilla. Eso lo conozco de primera mano por temas de herencias. Tanto es así, que algún desalmado alemán aprovechó para empujar unos cuantos metros su propiedad robando fincas centenarias.
    - En muchas de esas casas vivían personas muy mayores, jubiladísimas. Les quedaba su jardín, esa casa,y las visitas de los nietos.

    Se está siendo muy injusto, por desconocimiento, a la hora de hablar de la legalidad de esas casas, con una carencia de empatía que imagino, de conocer la zona, tal vez podría ser corregida.

    Una zona humilde de familias que siempre fueron pobres. Por eso los registros están como están. Un rico lo tiene todo atado.
  1. @Tuatara gracias por explicar algo que debería ser obvio para cualquiera. De verdad, estoy leyendo cada cosa que me flipa, y creo que el motivo es esa enfermedad del urbanitismo extremo crónico.
    1. @Omóplato Si la gente se fijase en las imágenes... Vería coches viejos de gente que salva un colchón y la nevera. Mesas y una lámpara. No hay chalecitos de diseño industrial con un precioso mercedes descapotable. Debería saltar a la vista que es gente que vive al día. Ni tiempo ni ganas ni capacidad para registrar microterrenos con casas que ya eran de sus abuelos. A alguien con recursos, nos cuesta un montón de papeleo registrar y unir y poner al día esos miniterrenos. Un cristo burocrático en el que se va dejando más dinero que el que cuesta la finca, y se hace casi más por sentimentalismo y que no te robe el terreno un avispado alemán que otra cosa.
      Supongo que la gente tiene en mente las zonas más chachi-guays de Canarias, que son las que se suelen visitar de vacaciones. Nadie va a ver una finca con chumberas e higos. Pero para esa gente eso era su todo. Y ahora no tienen nada.
      Y como su todo realmente no era mucho, nadie hará nada por ellos tampoco. Por eso el pobre no sale de pobre nunca.

      Hacen falta muchísimas tazas de empatía.
  2. @Limoncio a mi me han dejado seco varios comentarios en la línea de "con lo que se han ahorrado estos año en impuestos y seguros, que se paguen una casa nueva".
    De verdad, que hay mucha gente que les falta un sopapo para terminar de ser persona.

    @Tuatara

menéame