edición general
  1. Pues hoy he ido a votar, y he salido indignadísimo. Vamos, que el pucherazo para que salga Ayuso o similar es de órdago.

    Iba yo tan feliz a mi colegio electoral habitual, y sorprendentemente estaba cerrado. Pero no tuve que esperar mucho para que abrieran.

    De repente sonó una sirena y un montón de niños con mochilas, probablemente llenas de regalos hechos por el partido político que todos nos conocemos, entraron en el colegio como si de una estampida se tratara.

    Una vez me repuse del susto, entré en el colegio y pregunté a uno que quién o quienes les había dado esas mochilas, y por qué unos menores de edad iban a votar. No tardó mucho en acercarse un adulto a sacarme a empujones, diciendo que si seguía acosando a sus "alumnos" llamaría a la policía.

    Acabo de elevar una queja a la Junta de Andalucía por impedir mi derecho al voto. No valdrá de nada, pero esta tarde volveré a pasarme con un grupo de activistas políticos que he encontrado entre varios estudiantes de teología por Telegram, que se ven bastante majos e implicados con ayudar y encarrilar a menores. ¡Así nos van a escuchar de una vez por todas!
  1. @GPR0 xD xD
    Ya estaba flipando
  2. @angelitoMagno Peor ha sido lo de @GPR0

menéame