edición general
  1. @lamonjamellada Gracias por el consejo, aunque creo que no podré aplicarlo. La única persona que conozco que realmente merece el calificativo de imbécil soy yo mismo. Y de mi compañía no puedo prescindir. Y para que veas que no estoy hiperbolizando nada, te confieso que ahora mismo no tengo ni la más repuñetera idea de qué me llevó a escribir esa nota ni en qué estaba pensando cuando la escribí. Cero idea, blanco total. De hecho, al (re?) leerla mi reacción ha sido algo así como "Pero vamos a ver, ¿de dónde ha salido el flipa'o este? Espera un momento... ¡que soy yo mismo!". Soy tan imbécil, que como puedes ver ni siquiera se me da bien cabrearme, porque mi pobre cerebro es incapaz de retener 24 horas la razón por la que inicialmente me cabrée. Mi mente es como el río de Heráclito (que siempre fluye y nunca se detiene) pero en versión "aguas residuales". Por supuesto que tienes toda la razón, y te agradezco otra vez el consejo.
  1. @Odradek pues a ver que hacemos ahora con la gente a la que le haya gustado más tu otro "yo". :palm:
    @lamonjamellada
  2. @Odradek Querido Géminis:

    En los próximos días tu otro yo te jugará una serie de malas pasadas. No caigas en la trampa de la venganza; se trata simplemente de una prueba que tu otro yo te va a poner para confirmar que tú sigues siendo tú y él sigue siendo él y no ha habido ningún tipo de trangresión de los límites de la identidad de cada uno de tus yoes. Los demás no entenderán nada y pensarán que estás como una chota, pero ellos no saben que es un proceso necesario para mantenerte a ti cuerdo y a ellos a salvo.

menéame