edición general
  1. Ultimamente veo una tendencia en algunas noticias: pintar el antifascismo como una forma de fascismo contra todas las ideas que no sean de izquierdas y al antiracismo como una forma de racismo contra la raza blanca. Un intento de darle la vuelta a la tortilla por parte de quienes apoyan ideas fascistas y racistas para pintarse a si mismos como "los buenos" de la película, como un colectivo oprimido y censurado solo por decir "la verdad", al mismo tiempo que proponen el autoritarismo como solución a todos los problemas. Se parece mucho al miedo que intentaban infundir contra el socialismo hace casi un siglo. Una lástima, porque ese tipo de propaganda a veces da resultado.

    menéame