EDICIóN GENERAL
  1. @neyla Para muchos comentaristas, el problema de la política catalana es la polarización, la existencia de dos bloques de partidos cada vez más inflexibles, cada vez más radicalizados y cada vez más enfrentados entre ellos. Los soberanistas a un lado, los unionistas al otro, remando en direcciones opuestas. Hasta que ambos se den cuenta de sus errores y decidan pactar, no habrá solución posible.

    La cuestión, sin embargo, es que esto no es cierto.

    Pactar sigue siendo la única solución posible, pero la distensión debe venir ante todo de aquellos que han tensado la cuerda, no de los que ya han moderado sus posturas.

    www.vozpopuli.com/materias_grises/trampa-de-la-equidistancia-polarizac

menéame