EDICIóN GENERAL
  1. @stieg Como mujer que ha pasado por dos embarazos diría:
    Primero y principal, que he tenido mucha suerte. Primero porque como funcionaria esto no me ha supuesto ningún problema laboral y otro porque salvo una semana de tensión demasiado baja y una ligera ciática con el primer embarazo cuando el cabezón se puso en mal sitio no he tenido complicaciones, ni siquiera nauseas. Conozco gente que ha pasado diabetes gestacional, hipertensión gestacional, que ha tenido preeclampsia... No todos los embarazos son un sueño de felicidad. Además los cambios emocionales por el estado hormonal no siempre son sencillos de manejar.
    Pero el parto es otra historia. Parir es un trabajo increible, nadie se imagina lo que agota, lo que duele y lo que se siente. Además de que es una aventura, un parto se puede complicar para la madre y para el bebé, por suerte la medicina moderna ha disminuido la mortalidad en este ámbito, pero la morbilidad es otra cosa. No pocas pasan por cesárea, lo que es un engorro con una cicatriz profunda d por vida y cirugía seria. Otras pasamos por episiotomías que te dejan jodido el suelo pélvico por una buena temporada, los partos instrumentados tienen secuelas.

menéame