EDICIóN GENERAL
  1. @gale a mí no me preocupa que el votante de un grupo ideológico desespere cuando no mandan los que teóricamente son de su cuerda ideológica. Eso es normal, hombre. ¿Cómo le va a gustar a un liberal que gobiernen intervencionistas, o a un defensor de los servicios públicos que gobiernen los privatizadores? ¿cómo le va a gustar a un regionalista/independentista que gobiernen centralistas, o a un unionista que gobierne gente dispuesta a conceder cosas a los regionalistas/independentistas?

    Lo jodido, lo absurdo, lo demencial, lo autolesivo, es que gobiernen los suyos y pese a que la tozuda realidad muestre al votante que el gobernante no es de los suyos, que sistemáticamente le roba, le engaña, se salta las normas (no las de otros, las propias), etc, sigue queriendo votarle porque es de los suyos y porque los otros son peores.

    Creo que no es negativo que no te guste que no gobiernen los tuyos (siempre que lo encajes con deportividad democrática): lo negativo, lo pernicioso, es que un votante no desespere al ver que los suyos no son realmente los suyos ... o que directamente sea incapaz de verlo (o se niegue a verlo).

menéame