EDICIóN GENERAL
  1. Tiene problemas de sueño (duerme con un aparato para ayudarle a dormir) y se levantó para ir a despejarse. Y mi madre llamó a mi tía pensando que éste se había levantado para hacerle algo. Hoy, teniendo algún atisbo de tranquilidad ella me confesaba que se asustó mucho, aunque en realidad no tenía motivo. A la noche incluso me dijo que si yo había venido a casa manipulado por mi padre, y que si ella era el problema que se iría. No paro de llorar, porque no sé que hacer. Quiero a mi madre con locura y sólo quiero que esté tranquila, que se recupere y sea feliz. Hasta ahora ella siempre había sido escéptica a mirarse por si tenía alguna depresión o algo en el psicólogo, ya que pensaba que te medicaban para ponerte más loco. Deseo que esté bien, como sea, pero bien. Y que mi padre, que también está destrozado por todo, espero que se mejore y supere esta situación. No sé que hacer, todas las posibles salidas que veo son caminos muy oscuros. :-(

    Gracias por leerme, necesitaba desahogarme.
  1. @oliver7 Ni se te ocurra llevarla a un psiquiatra. Lo único que va a hacer es drogarla.

    ¿Qué tal hablar con ella, escucharla, arroparla? Quizás es lo que necesite.

    Tendemos a imponer nuestras ideas a los demás, como si nosotros tuviésemos la solución y ellos estuvieran equivocados. Y muchas veces una persona que está de bajón nada más necesita a alguien que la escuche, que le de un abarazo cuando hace falta y que intente comprenderla y no tratarla de loca.

    Hay una insana tendencia a tratar los estados depresivos como una patología. Y no siempre lo es.
    1. @ailian Creo que te equivocas. No parece una depresión y en según que casos la medicación es necesaria.
  2. @RIPIO Discrepo.

    Pero sobre todo pienso que nadie podemos hacer un diagnóstico (y menos tan severo) desde el nótame. Me parece muy fuerte tachar a una persona de tarada sin conocer sus cirunstancias más allá de cuatro lineas y la visión subjetiva de una persona cercana implicada emocionalmente. Ha pedido consejo y ese es el mío, tan válido o inútil como los anteriores.

    Y en todo caso iría a un buen psicólogo antes que a un psiquiatra.

    cc @oliver7 @stieg
    1. @ailian Aquí nadie habla de una persona tarada. Como apunta @stieg esto no parece un estado de animo, esto parece una patología mas profunda, es una distorsión de la realidad.
  3. @oliver7 Conozco esa sensación que te entra cuando alguien muy cercano a ti ( en mi caso también fue mi madre) te dice que lo siente, por ser una carga durante tanto tiempo. Tú sólo quieres poder mostrarle que quieres a dicha persona y que no estás dispuesto a que se autodenomine problema o carga, porque no es así. Jamás será así.
    Pero no se lo tengas en cuenta. Hay momentos en los que uno NECESITA que los demás reafirmen que están ahí y seguirán estando, porque cuando el miedo acecha, buscas a tientas una mano amiga que poder apretar para que te infunda valor y poder enfrentar ese miedo. No es una cuestión de saber que la gente te quiere, es algo distinto.

    No sé cuál es vuestro problema, pero una lucha siempre es una lucha. Esa persona tendrá que enfrentarse a su problema sóla y lo único que podeis hacer es quedaros detrás, muy cerca, para cuando os necesite . Vuestra presencia infunde valor y el amor es la intección más fuerte de la naturaleza. Te lo dice un físico.
  4. @RIPIO Decir que alguien tiene una patología es un eufemismo de tarada. Parece que estar triste o vulnerable ya es una enfermedad, y no lo es. Somos humanos, pasamos por diferentes emociones y no por eso tenemos que ir corriendo a "medicarnos" para taparlas.

    Noto un paralelismo con los adultos que les dicen a los niños "no llores", "no estés triste". Porque es al adulto al que le molesta o incomoda ese llanto. De la misma manera, a nadie le gusta que un familiar querido esté triste, de bajón o vulnerable y corremos como desesperados a dar soluciones inmediatas a problemas complejos. Pero no nos engañemos, lo hacemos por puro egoísmo, porque su malestar nos incomoda a nosotros no porque creamos que es lo mejor para la otra persona.

    A veces hay que dejar llorar, y lo único que hace falta es ofrecer el hombro para que se apoyen, los oídos para escuchar y aceptar su proceso.

    @sanchesky lo ha expresado muy bien.

    cc @oliver7

    menéame