Ocio, entretenimiento y humor

Oso mata a un hombre de un mordisco en el cuello sin motivos aparentes

Sin motivos aparentes el oso se volvió oso de repente; ¿quién lo hubiese imaginado?

menéame