Aviso sobre el ataque y extracción de datos de Menéame. Toda la info aquí.

Hace 10 años | Por ogrydc a politikon.es
Publicado hace 10 años por ogrydc a politikon.es

Un sistema mayoritario con distritos uninominales a una sóla vuelta (también conocido como sistema pluralista, como el anglosajón) beneficia al Partido Popular, pero lo peor es que se pierde representatividad al desaparecer de escena IU y UPyD.

Comentarios

D
editado

Vaya por delante que no me gusta lo que propone Aguirre, que donde mete el hocico es para guarrearlo todo, de esta manera, se dice partidaria de que el estado instruya pero no eduque y sin embargo no predica con el ejemplo aunque lo hace de manera distinta de como lo hace el PSOE.

El sistema uninomal de distrito no está diseñado para que se elija en función de el partido y no del candidato, así pues, que desaparezca UPyD o IU o PACMA es irrelevante porque es un sistema que debería dar con el mismo resultado que en EEUU donde los partidos son básicamente un envase donde toda clase de candidatos deberían caber. De esta manera, si el sistema se implementara de manera pura y no mixta, no se debería concebir que los señores diputados siguieran votando en bloque lo que su partido les ordena, tendrían que hacerlo según el programa que prometen en su distrito y puesto que es un diputado de distrito y no de partido el sistema electoral los orienta para que los electores le pidan lo que necesiten y que no necesariamente tienen que tragar con un programa electoral que se diseña a nivel nacional o autonómico ignorando las necesidades del distrito y haciendo un saco donde todo clase de generalidades caben. También hay que decir que el sistema inglés a una vuelta es deficiente porque el diputado no lleva el respaldo con mayoría aplastante del distrito si no que una parte de la población más compacta decide por el resto y aún así me parece un sistema deficiente que al menos debería completarse con el mandato revocatorio y el imperativo para amarrar todo lo posible al diputado en su distrito.

No obstante, en este caso el margen de error no es tan considerable como en el caso de simulaciones que contemplen un sistema electoral. Primero, porque nuestro actual sistema ya es mayoritario.

En fin, decir que un sistema proporcional de baja proporcionalidad es mayoritario es que es ridículo. En todo caso se podrá decir que es un sistema que como el mayoritario da pie a un bipartidismo pero que como el proporcional da todo el poder al partido y por tanto crea bloques homogéneos de poder.

D

#3 que desaparezca UPyD o IU o PACMA es irrelevante porque es un sistema que debería dar con el mismo resultado que en EEUU donde los partidos son básicamente un envase donde toda clase de candidatos deberían caber

Ya, pero los partidos en EEUU ya vienen con historial de democracia interna. Si primero pasaran a listas desbloqueadas durante unas cuantas legislaturas sería discutible. Meterlo en frío y sin vaselina sería un (otro) desastre para la ya enferma democracia española.

#3 Aquí el autor de la entrada. Sobre lo que comentas, tienes toda la razón, el sistema actual no es mayoritario (aunque su proporcionalidad sea muy baja). De hecho, no he escogido el término correcto, y dado que ha podido dar lugar a confusión, pido disculpas. En teoría lo que pretendía decir era que, dado que en el sistema actual al ser la circunscripción provincial y la proporcionalidad tan baja, como bien apuntas, buena parte de los votantes calcula el impacto de su voto de una forma parecida a si se encontrase en un sistema mayoritario, es decir, apostando por la candidatura que considera ganadora en la provincia. Es otra forma de decir que el sistema propicia la aparición de un voto estratégico (útil) precisamente por esa baja proporcionalidad.

No obstante, y aunque creo que sucede así en la mayor parte de España (al menos en las provincias donde tan sólo PSOE y PP obtienen diputado), la situación madrileña no se ajusta del todo a este paradigma, porque el número de diputados elegibles aproxima los resultados algo más al ajustado proporcional. Del mismo modo, y aunque los efectos que pudiesen derivar del cambio de sistema serían significativos, no creo que fuesen de una magnitud igual a si el cambio fuese del actual sistema a uno proporcional de circunscripción nacional: en ese caso opino que las diferencias serían mucho más considerables.

En cualquier caso, esto no es más que un ejercicio de política-ficción, y con una finalidad no poco recreativa; es más, en buena medida me interesa más discutir las hipótesis de la simulación que los resultados mismos (aparte de reflejarlos en un mapa de distritos, que siempre queda vistoso). Nuevamente, muchísimas gracias por tu apunte. Si no te importa, paso a corregirlo en la entrada original para evitar nuevas confusiones.

tiopio

Pues seguro que Doña Esperanza lo implanta. Si es necesario manu tamayari.

O

Falta la etiqueta IU... Para ser justos.