Hace 14 años | Por iskiam a carmenvidal.wordpress.com
Publicado hace 14 años por iskiam a carmenvidal.wordpress.com

El encuentro entre el agua dulce y la salada produce una energía limpia y renovable que están intentando aprovechar en Noruega y Holanda. Allí se prueban sendos proyectos para extraer la energía resultante de la unión del agua dulce de ríos o lagos y la salada del mar. Aunque todavía resulta económicamente inviable, un petróleo cada vez más caro y escaso y el carácter renovable y ecológico de esta tecnología podrían hacerla interesante para los próximos años.