Hace 10 años | Por Tremblay a politikon.es
Publicado hace 10 años por Tremblay a politikon.es

Aunque la sentencia del caso Krahe hace referencias genéricas a la “crítica legítima” o al “legítimo ejercicio y difusión de una expresión artística”, no contiene ninguna referencia directa a la libertad de expresión como derecho fundamental. La falta de análisis de la relevancia de este derecho fundamental para la resolución del litigio hace que la argumentación jurídica del fallo sea decepcionante.

Comentarios

s

Será decepcionante para el que crea que la libertad de expresión es un derecho absoluto. Y no lo es en ningún país del mundo, tampoco en los "democráticos". Es decir, siempre hay temas de los que no se puede hablar ni criticar ni reírse ni burlarse ni nada de nada. Por ejemplo, la religión.

Un, dos, tres, responda otra vez.

c

#1 La libertad de expresión no es un derecho absoluto, ni se pretende que lo sea: la prueba está en las excepciones que pone la propia constitución.