Hace 14 años | Por maty a heterodoxias.net
Publicado hace 14 años por maty a heterodoxias.net

La historia oculta de los tejemanejes económicos (tráfico de divisas, estraperlo,...) del nacionalismo catalán después de la Guerra Civil española, por José García Domínguez (corroborado parcialmente por Luis Rivera).

Comentarios

D
editado

Esta claro que Franco a parte de controlar a la población con miedo, pocas cosas más podía controlar.
Suele ocurrir con los dictadores, sobrestiman su propia capacidad y a parte de intentar imponer modelos económicos inviables crean un ambiente propicio para la corrupción y el abuso de poder.
Al igual que en estos momentos en muchos países de África la corrupción se instala gracias a dirigentes absolutistas, la España de los años 40 a 80 era más propia del tercer mundo que del primero. De ahí la famosa frase: "África empieza en los Pirineos".
Por suerte superamos aquella fase hace 30 años (con gobiernos menos que perfectos pero mucho mejores que la dictadura). Al igual que poco a poco lo están haciendo países africanos.
Las dictaduras dificilmente pueden traer progreso o bienestar.

maty
autor
editado

Luis Rivera, en la bitácora de Juan Pedro Quiñonero (corresponsal español decano en París), corrobora lo siguiente:

unatemporadaenelinfierno.net

"Pues Jordi, algo si tengo oído. De Andreu i Abelló siempre se ha hablado con sorna. De la Banca de Olot de los Pujol también. De Dencás no sé nada. Que Haro Teglen (este es marginal) tiene una fama horrorosa en los tangerinos de la époica. doy fe, por muchos amigos. Del tejemaneje económico en la Catalunya de entonces, también doy fe, porca, pero la doy. De que los prohombres de la Catalunya franquista también, basta recordar a un porcioles autor de una extraña Ley de Edificios Singulares, que hacía que donde no se podía construir un edificio de equis plantas, se le declarara singular y se le construyera (por ejemplo el Banco Atlántico en la confluencia de Diagonal con Balmes). Pretender que “toda Catalunya” fué antifranquista es mitologia, durante y después de la guerra.

Y que no se olvide el proteccionismo del textil, que enriqueció a muchas sagas familiares herederas de los Rius.

La mayor o menor certeza de lo que nos propone Maty es irrelevante en detalle: no lo es en el sentido de la historia oficial que se nos explica, que convierte a todos los catalanes en víctimas no colaboracionistas del régimen, que tan bien les fué.

Está claro, sin embargo, que la vida es un proceso permanente de cambio, para todos. Recuerdo a Maragall alabando a Porcioles desmesuradamente."

Si alguien tiene más información al respecto, estaría bien que la compartiese, y así intentar llegar entre todos lo más cerca de la verdad histórica que esté en nuestras manos, facilitando a la comunidad los datos para que conforme por sí misma su propia opinión/criterio, digo.