Hace 14 años | Por --15828-- a blog.faqoff.org
Publicado hace 14 años por --15828-- a blog.faqoff.org

Se cuenta la historia de una profesora de Connectitut, que se ausenta de clase y cuando vuelve se encuentra con que el ordenador abre sin control páginas pornográficas; ella trata en vano de cerrarlas, y pese a que intenta mantener a raya a los pupilos que rodean la pantalla, es demasiado tarde: fue acusada de mostrar pornografía a menores. Aquí se dan algunos consejos útiles (empezando por no confiar en la seguridad del ordenador ajeno) para que los troyanos no nos fastidien la vida.

Comentarios

c
editado

Yo creo que con un tironcito del cable del monitor o de la torre hubiera valido...

V
editado

Si usara Firefox...