Publicado hace 9 años por JuanRonline a unrespetoalascanas.com

Por lo visto, en la última tanda de candidatos a dirigir cualquier banco de España, el único que se salvó de la quema tras revisar los requisitos de honorabilidad fue un pequeño pollito negro con media cáscara de huevo por sombrero llamado Calimero.