Publicado hace 9 años por JuanRonline a unrespetoalascanas.com

Recuerden, si por una de aquellas visitan un pueblo manchego llegada la noche, y se encuentran con un zombie echando espuma por la boca y moviéndose con extraños espasmos al más puro estilo Walking Dead, antes de atravesarle el cerebro con algún oxidado tubo hábilmente escondido entre la maleza, asegúrense de que, a pesar de su extraño léxico de la profunda Castilla, se trata de un ser humano aún vivo que, con urgencia, busca bajo la luz de la luna, en alguna parte, un médico que atienda su inoportuno infarto.

Comentarios

p

En estos pueblos que han quitado las urgencias, seguro que tienen un cura en la escuela pagado con dinero público.

Nicoletto

#1 Claro, es necesario alguien que de la extrema unción...