CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN
66 meneos
4196 clics
Este envío tiene varios votos negativos. Asegúrate antes de menear

El problema con el que Federico II retó a uno de los matemáticos más asombrosos de la Historia

En el año 1225, Federico II pasaba por la ciudad italiana de Pisa. Sabía que allí vivía un experto en cálculos apodado Fibonacci, y quiso conocerlo personalmente y, sobre todo, observar cómo se desenvolvía, si esa fama que lo precedía era o no justificada. Para comprobarlo, convocó un torneo matemático público. Le plantearon tres problemas, que han perdurado gracias a que los incluyó en uno de sus libros.

| etiquetas: federico ii , matemáticas , historia , fibonacci , leonardo de pisa
30 36 12 K 18
30 36 12 K 18
Esto podría interesar a @fantomax, @zurditorium, @xtrem3 y @rusadir.
#6 Gracias
también, quizá, a @tnt80
#4 Bueno, en tu favor tanto este emperador como Fibonacci eran italianos, aunque ninguno de los dos era de Roma.
Muy interesante el artículo. Me gustaría ver cómo llegó a esa solución. Me recuerda un poco a lo que contaban de Ramanujan, cuyas intuiciones eran increíblemente certeras, aunque pocos sabían de dónde salían.
#3, pues debe ser algún método numérico. Por cierto, ¿Fibonacci trabajaba en base 60? ¿O lo haría con los decimales? Supongo que estaría acostbrado a trabajar con horas, minutos, segundos.
#7 Pues ni idea, pero he hecho una búsqueda rápida y he encontrado esto, que no tiene nada que ver, pero es bastante guay: www.goldennumber.net/fibonacci-60-repeating-pattern/
#8, anda, no había pensado nunca que el último dígito formaría un patrón, pero es evidente, se tenían que repetir con un periodo de como mucho 100 (en cuanto encuentres un par de últimos dígitos que se repite, a partir de ahí lo tienes, y tienes como mucho 100 pares ordenados de últimos dígitos).
Como se nota que los romanos estaban hechos de otra pasta.
#1 ¿Los romanos? Aquí habla del primer imperio alemán.
#2 emperador del Sacro Imperio Romano Germánico......

Al leer romano me lié un poco, aunque tampoco mucho. ;)
comentarios cerrados

menéame