Publicado hace 1 mes por Esteban_Rosador a valenciaplaza.com

Entre las Cartas hasta perder la vida se encuentran relatos como el de Germán Paredes quien escribe a sus hijos desde la cárcel de Porlier, un 3 de julio de 1941 y horas antes de su muerte: “Estoy viviendo las últimas horas de mi vida y pienso en la vuestra. Quisiera poder daros un abrazo y, ante la distancia que lo impide, os beso “in mente”. Seguid mi conducta que siempre fue honrada; dejaos conducir por los buenos amigos que me acompañaron en el encierro; estudiar mucho y me honraréis con vuestra vida como yo os honro con mi muerte”,

Esteban_Rosador

Ochenta años después, y gracias a este libro, cuenta con la respuesta de su nieta Cecilia, con quien se reencuentra a través de este proyecto: “Recién hace algunos meses me leyeron esa carta tan hermosa y tierna de despedida que nos dejaste horas antes de morir. Hoy día sé que fuiste juzgado y te dieron treinta años de prisión y un buen día, de la noche a la mañana, te comunicaron que serías fusilado al amanecer [...] Abuelo, fueron unas palabras muy hermosas para una persona que sabe que le quedan pocas horas de vida ¿No crees? Espero recibas esta carta y quiero que sepas que toda tu familia está muy orgullosa de ti. No te olvidaremos y siempre estarás presente en nuestros corazones y oraciones”, responde Cecilia en nombre de su madre y sus hermanas.

La derecha española siempre deberá avergonzarse por haber traído la miseria y la guerra a España. Nunca serán dignos de nada.

SirMcLouis

#2 solo la española? Toda la Europea en general… el tema es que hasta ahora solo la española estaba orgullosa del asunto, pero ahora empezamos de nuevo a tener derecha europea orgullosa de lo pasado del 39 al 45