CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

Roskopf, el relojero de los pobres

Sigue siendo duplicada.
Y sigue siendo una historia excelente (cojonuda, en modo vulgar).
Y yo sigo entrando periódicamente en su página (igual que en la pizarra de Yuri) con el sueño de encontrarme algo nuevo

menéame