CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

Andreu Navarra, profesor: "La educación actual ha convertido al docente en un monitor de tiempo libre"

En educación engañarse a uno mismo (que es lo que hace la educación de los últimos 30 años) no sirve para nada.
Las notas y calificaciones facilitas puede que sean suficiente para (por desgracia) muchos padres a los que no importa el conocimiento y capacidad reales, si no unas notas que son poco más que fantasía, pero fuera en el mundo real en el resto de Europa y el mundo se estudia de verdad, se aprueba por méritos y capacidades. Y contra eso las notas de fantasía no sirven de nada.
No podemos competir contra países que se preocupan de la educación de verdad y estamos condenando a generaciones y generaciones de un país entero a ser camareros y limpiadoras.
Y no solo eso. Camareros y limpiadoras sin cultura, sin cualidades destacables y sin capacidad crítica para no ser unos peleles traídos y llevados por políticos y medios de "comunicación".

Pero estamos inmersos en la cultura del rechazo a la excelencia y lo hemos sustituido por la cultura de oda a la mediocridad.

menéame