CULTURA, CIENCIA, DIVULGACIóN

Mi pesadilla con ORANGE: Nunca mais

#115 Es que llamar por sí solo no vale para nada. Hay que asegurarse de que te dan el localizador de la reclamación, con el que ya puedes ir a instancias superiores y demostrar que le has dado a la compañía la oportunidad de arreglarlo. Lo que da dolores de cabeza es seguir el juego a la compañía e ir pasando de departamento en departamento. Lo que funciona es no dejar que te enreden, interactuar con la compañía lo mínimo que te exige la ley, y a partir de ahí ir al organismo que realmente puede arreglar las cosas.

A veces, para ganar la guerra, hay que perder alguna batalla. ¿Dejarías de pagar también una multa de tráfico, o una infracción de hacienda, porque crees que tienes razón? Así es como puedes salir escaldado, por mucha razón que tengas.
#119 El poder/obligación de una multa (y de devolver el dinero) es muy diferente en multas que en un contrato privado...

menéame