CULTURA Y DIVULGACIóN

Libertad de expresión e imparcialidad de los jueces: el caso De Prada

La postura del ministro es, en su línea, ridícula e impresentable; la de la Fiscalía, preocupante.
¿Algo que añadir?

menéame