CULTURA Y DIVULGACIóN

Hipocresía digital. Palabras que decimos en la intimidad pero no en público para no ser linchados

No sé si el autor del artículo, que no deja de ser interesante, se lo habrá releído antes de publicarlo, porque hay unas cuantas erratas y alguna confundencia léxica.

Aunque claro, siempre puede ser que los brazos del cani que describe al principio hubieran sido sometidos a curiosa tortura, y no musculados a golpe de mancuerna.

mancuerda.
(De man, mano, y cuerda).
1. f. Tormento que consistía en atar al supuesto reo con ligaduras que se iban apretando por vueltas de una rueda, hasta que confesase o corriese gran peligro su vida.

menéame