Cultura y divulgación

¿Y para qué?

Un día estaba Diógenes comiendo un plato de lentejas. En ese momento llegó Aristipo, otro filósofo que vivía con lujo adulando al rey Alejandro Magno y le dijo:
Mira, si fueras sumiso al rey, no tendrías que comer esa basura de lentejas
Diógenes le contestó:
Si tú aprendieras a comer lentejas, no tendrías que ser sumiso al rey
#7 "Estando en un banquete, hubo algunos que le echaron los huesos como a un perro, él acercándose a ellos, se les meó encima como hacen los perros". Diógenes de Sinope~Diógenes Laercio, Vidas, opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres 6:2 :-D

menéame