Cultura y divulgación

De la ridícula historia de Inglaterra I

#15 ¿De que gente hablas?
Parece que no te gustó mi comentario, pero para tratar de entenderlo es bueno escuchar a un testigo privilegiado:

Pues amarga la verdad,
Quiero echarla de la boca;
Y si al alma su hiel toca,
Esconderla es necedad.
Sépase, pues libertad
Ha engendrado en mi pereza
La Pobreza.

Lo dijo un clásico, hace ya mucho tiempo.

menéame