Hace 3 meses | Por iñakiss a eldiario.es
Publicado hace 3 meses por iñakiss a eldiario.es

El padre de la joven sostiene que finalmente la historia acabó bien porque su hija mantuvo la calma en todo momento. “Siempre le he dicho que al mar hay que tenerle respeto, pero no miedo”, cuenta Zamora. La joven se puso bocarriba para no perder aire de los pulmones y no realizó ningún esfuerzo que le causase cansancio. Tan solo nadó con fuerza cuando vio un barco “a unos 30-40 metros y para separarse de las rocas, ya que un golpe podría haber resultado fatal”, indica su padre. Este navío no la vio y no la pudo rescatar.

m

#0 triplicada

iñakiss
autor

#1 ok! buscando no vi la noticia por aquí…