Hace 1 mes | Por tiopio a notasdeprensa.org
Publicado hace 1 mes por tiopio a notasdeprensa.org

Cuando se trata del éxodo rural, la necesidad de empleo y educación a menudo se menciona como una receta para evitarlo. En Pobla de Segur (Pallars Jussà, Lleida) hay 3.000 vecinos, puestos de trabajo y un prestigioso centro que imparte ciclos formativos de formación profesional, el Instituto Pallars de Deportes de Montaña. Pero no hay apartamentos de alquiler. Ni para los empleados que crean las industrias de la comunidad; ni para los alumnos o profesores de los ciclos, que atraen a un millar de alumnos cada año. Por el centro han pasado alumno

Comentarios

thorin

Gente sin casa, casas sin gente.

DangiAll

#2 De mientras, el Gobierno sigue especulando con la Sareb en vez de convertirlo en un banco de vivienda publica.

PapiReguetonero

A ver... Los pisos de estudiantes eran para echarles de comer aparte ya en mi época.

Pero esto ha pasado de castaño a oscuro.

Mushhhhu

el capitalismo amigos

g
editado

#3 los políticos son capitalistas, y no van a hacer nada