Hace 12 días | Por tiopio a eldiario.es
Publicado hace 12 días por tiopio a eldiario.es

Comunista a pesar de millonario o millonario a pesar de comunista, su carnet fue un regalo de Pasionaria y Carrillo; su padre fue uno de los fundadores del Partido Comunista de España y él lo financió durante 14 años, en la clandestinidad. Sus afectos le llamaban Teo o Fufo. Sus simpatizantes, el Mecenas Zurdo. Sus detractores, El Oro de Moscú. Teodulfo Lagunero (Valladolid, 1927) ha fallecido tras una vida épica; un rojo atípico, le llamó Antonio Lucas, un Onnasis de secano. Comunista a pesar de millonario o millonario a pesar de comunista,…

Comentarios

IkkiFenix

#2 Tienes envidia porque su nombre es muy bonito

c

#5 Tiene nombre de opresor visigodo

l

#2
1.- Se te olvida que eran tiempos donde por destruir un bosque entero no pasaba nada.
2.- Amancio Ortega explota a niños en la India, Bangladesh, etc.

Donde ves tu la posibilidad de lavar la imagen de susodicho ser humano no tengo ni idea.

c

#8 No sé si conoces los números arábigos, lo del campo de golf fue en 2007, con todo lo que implica de destrucción medioambiental, elitismo y gasto de agua. 2007. Por si acaso, te lo pongo también en romano: MMVII. Lo de que el mismo reconozca en una entrevista que se enriqueció con la usura goto #3 ya tal...

l

#9 Ya, lee la noticia, hablas de capitalismo, y no entiendes nada.

Pacman

#1 pregunta en Málaga, que lo mismo te rieh

oso_69

#1 Se puede ser millonario y persona decente. No se puede ser millonario y comunista.

El comunismo consiste en el reparto de la riqueza, mientras que el millonario la acumula. Salvo que todos seamos millonarios debido a una inflación bestial, como ocurrió en Venezuela, la acumulación de riquezas implica que otros tengan carencia.

c
editado

Más datos acerca del especulador inmobiliario, faro del rojerío:

"Entonces ve claro el éxito de las urbanizaciones fuera de la ciudad; y de camino al reciente embalse de San Juan negocia con la propietaria de una finca mediante letras de largo recorrido. Y triunfa. Después vende su parte y se mete en Nueva Sierra de Madrid, setenta millones de metros. Cuando Fraga visita aquello, le resumió el secreto del éxito: «Es un triunfo de dos, la usura y yo». El ministro lo condecoró pero poniendo fecha de 18 de julio; «una cabronada», remata a mandíbula batiente."

diariosur.es