Aviso sobre el ataque y extracción de datos de Menéame. Toda la info aquí.

Hace 1 mes | Por vicus. a lavozdegalicia.es
Publicado hace 1 mes por vicus. a lavozdegalicia.es

Los gofres con forma de pene y vagina causan sensación en Madrid, Barcelona, Vigo o A Coruña. Y ahora dos hermanas de Santiago han traído este fenómeno a la capital gallega. Pili y Cris Piñeiro abrieron Piroliña hace dos meses, el 10 de junio, en la rúa de Santo Antonio (en el antiguo local de O Arco da Vella) y allí ofrecen sus piroliñas y pachochiñas listas para llevar y disfrutar en la calle

Comentarios

angeloso

¿Causan sensación? Los únicos que se emocionan son los periodistas de los diarios locales que creen que esto importa a nadie más que a los turbofachas de Vox. Ya sea en Santiago, Madrid, Sevilla o Barcelona.

o

#6 hombre, irrelevante tampoco, porque el que la ha subido la ha subido con intención de hablar de su libro, no hay más que ver el comentario que ha hecho. Para él era una necesidad vital subir esta noticia, casi como respirar.

J

Estos gofres sí que son la polla, coño.

angeloso

Hombre, yo la he votado irrelevante, pero encuentro más relevante que haya un asociación cuya finalidad es destruir la libertad de expresión con presencia mediática casi a diario (en España el verano no cuenta), y si hace falta subir irrelevancias para criticarlo, bienvenido sea.

Enésimo_strike

#8 si hablas de los querulantes profesionales de Abogados Cristianos hay tantas cosas criticables que ya hacen que no importa buscar noticias pensando en cómo se lo tomará esa gente.

Y dicho sea de paso, una información que no sería irrelevante en absoluto es saber de donde saca esa gente el dinero.

vicus.
autor

A ver cuanto tarda abobados cristianos en hincar el diente al asunto..

m

Ésto está en todos los lados y se vende como novedoso

t

Irrelevante, no es ninguna novedad, de hecho con una simple búsqueda he encontrado La Pollería y Manda Carallo

catetos con instagram

dmeijide

#1

Esta foto en su Instagram es muy graciosa. Para mi que no les dieron los genitales que querían.