Actualidad y sociedad

Prohibir fumar en las terrazas: rechazo rotundo de Ayuso y dudas en Cataluña

#171 me alegro. Aunque entiendo que es muy difícil controlar todos los bares. Ya el no hacerlo nos debería de dar vergüenza. Yo, en mi trabajo, en la Cantina donde comemos, al acabar de comer me pongo la mascarilla aunque continue descansando en ella. Me parece lo lógico. Y es verdad que mucha debe no lo hace y charla sin ella.

menéame