ACTUALIDAD, POLíTICA Y SOCIEDAD

Con la frente bien alta: Nadia Otmani. Gracias

Ayer si vio a un mamarracho de casi dos metros con cara de circunstancias, empequeñecido y reducido a la minima expresión por una mujer en silla de ruedas.

Va a tener que nadar alrededor de Gibrartá setenta veces seguidas para recuperar algo de credibilidad
#5 pues menos mal que cuando ella le gritaba, amenazandole con el dedo a escasos centrimetos no la miro a la cara porque sino se diria que se habria encarado a una mujer musulmana, inmigrante, feminista, en silla de ruedas.. y habria sido peor. opto por ignorar su mala educacion y esperar a que se tranquilizase y se le pasase su histerismo.

de "heroina" sabe bastante.
#13 Pues sí. Si le hubiera plantado cara sería un abusón, pero como no lo hizo es un cobarde. No tenía forma de ganar o empatar siquiera. Al menos no ha quedado como un maltratador, que es de lo peor que te pueden decir hoy en día.

menéame