ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Lola, la limpiadora ciega tras recetarle ibuprofeno 36 días para curar un aneurisma

El problema es que cuando los errores/negligencias son encadenados es el sistema el que falla, no se puede hablar de mala suerte ni casualidad. Por cierto, el gesto del médico lanzándole el taco de recetas, denigrante a más no poder. Pobre mujer, no puedo ni imaginar el infierno que ha tenido que vivir :-(
#3 Quizás haga falta que, además de que la seguridad social asuma solidariamente su culpa, empiecen a entrar médicos a la cárcel para que se les baje su soberbia (que tienen mucha) y dejen de mirar tanto por su nómina.
#9 #3. La sanidad pública es imprescindible, como también lo es mejorarla continuamente y casos como este demuestran que queda muchísimo por hacer.

#7. Tampoco se trata de buscar cabezas de turco, de lo que se trata es de asumir responsabilidades allá donde las haya y por supuesto mejorar los procedimientos.

menéame