ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Constructoras del 3% pleitean con Colau por apartarlas de un macrocontrato

#52 Quién te dice que Colau no se está quedando pasta?

Los crímenes ajenos son una flaca defensa.

Las cosas no se pueden “aplazar”, aún más habiendo otras empresas igual de capaces.

Y si la empresa es inocente?Puede ser, no lo niego, lo dudo muchísimo pero es una opción “plausible”. Como también lo es que sean una panda de sobornadores.

Si hay hueco, un gestor debe usar el sentido común, sobre todo cuando hay millones en juego. Esas empresas no tienen el derecho exclusivo a tener beneficios. Desde el punto de vista económico, otra empresa contratará a la misma cantidad de gente para realizar el trabajo.

Simplemente, una vez demostrada la cja B del PP, y sabiendo que la de CIU también es una realidad: cualquiera que haya tenido un volumen de negocio importante con esta gente es susceptible de ser apartada sin muchos remordimientos.
#53 Los crímenes ajenos son una flaca defensa.

Los crímenes aún no demostrados también. La ley intenta prevenir todo eso, aunque sea con brocha gorda. Por ello existe un sistema de concurso público con garantías donde ningún político puede medrar. Que ya sabemos todos el montón de defectos que tiene, pero solo faltaría que ahora permitiéramos a los políticos que nos caen bien hacerle aún más agujeros al sistema, en pos de "el bien común".

Si hay hueco, un gestor debe usar el sentido común, sobre todo cuando hay millones en juego. Esas empresas no tienen el derecho exclusivo a tener beneficios. Desde el punto de vista económico, otra empresa contratará a la misma cantidad de gente para realizar el trabajo.

Salvo que la ley indique lo contrario, esas empresas tienen todo el derecho del mundo (no exclusivo, por supuesto) a presentarse a los concursos públicos. Y Ada Colau no puede impedirlo por las buenas. El caciquismo es caciquismo, lo haga quien lo haga y tenga los motivos que tenga. Si pudiéramos definir, cuantificar y detectar "el sentido común", no harían falta ni leyes, ni democracia, ni nada: pondríamos al mejor de todos nosotros como dictador benévolo y todos felices para siempre.

Simplemente, una vez demostrada la cja B del PP, y sabiendo que la de CIU también es una realidad: cualquiera que haya tenido un volumen de negocio importante con esta gente es susceptible de ser apartada sin muchos remordimientos.

Por suerte no hay ninguna ley que indique eso. Solo faltaría que por ejemplo cualquier empresa con contratos gordos con el ayuntamiento de Madrid en la época del PP pueda ser quitada de en medio según las opiniones arbitrarias de cualquier político que venga después, aunque no haya pruebas judiciales de haber participado en la corrupción.

menéame