ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

Francia obliga a administrar once vacunas a los niños, frente al escepticismo

#11 #12 Piensa bien lo que estás diciendo. Aquí te dejo una buena lista de razones por las que muchos profesionales de la sanidad (y no, no son antivacunas ni mucho menos, de hecho están a favor de la vacunación) se oponen a la vacunación obligatoria:

elpais.com/elpais/2015/06/09/ciencia/1433804635_374514.html

Como sé que ni vas a entrar, te lo resumo (pero haz el favor de leerlo si se te ocurre responderme, no me hagas perder el tiempo).

Seis razones para no imponer la vacunación obligatoria de los hijos

1. Es una respuesta desproporcionada. Casi todo el mundo se vacuna, el rechazo es totalmente marginal y no hay problemas graves. Y esto no sólo en España, también en otros países de la UE.

2. Los que no se vacunan, en su inmensa mayoría no es porque no quieran, sino porque no pueden. Por exclusión social. Inmigrantes, gente que vive en poblados chabolistas, etc. En esos entornos es donde se han producido los mayores brotes de enfermedades contra las que hay vacunas en nuestro país.

3. Nuestro modelo sanitario se basa en la solidaridad, sin castigos ni premios, y nuestro Sistema de Trasplantes ha demostrado lo bien que eso puede llegar a funcionar. La imposición de la vacunación choca contra ese principio.

4. Es contraproducente. Los antivacunas se empoderarían, se eregirían en mártires y líderes de "la resistencia", y la desconfianza hacia las instituciones sanitarias y del Estado aumentaría. Y cualquier castigo, como una multa (ya no digamos el encarcelamiento de los padres), terminaría perjudicando todavía más a los niños. Si te crees que por meter a sus padres en la cárcel los niños ya no los querrán, estás muy equivocado.

5. Convencer de que las vacunas son buenas no sólo es posible, sino que ya se ha hecho. Y funciona.

6. Obligar a la vacunación no funciona. En los países en los que se ha hecho, los niveles de inmunización son los mismos que en los países en los que no es obligatoria (que son la mayoría).
#95 menudas razones: dejarles que son pocos (y se aprovechan de la inmunidad de grupo) y ya se convencerán ellos mismos por si solos ante las bondades de las vacunas (cosa que solo sucederá si enferman).
#119 Deberías leer el artículo completo. La obligación de vacunar no es una medida selectiva, se aplica a todo el mundo. Es preferible dejar a esos poquísimos (la palabra "pocos" les queda grande) a su bola, antes que arriesgarse a darles más voz. Y sobre lo de convencer, tienes mil datos en el artículo que muestran que es lo que funciona, y precisamente uno de ellos es el hecho de que sean tan poquísimos los que se oponen. Incluso en el Reino Unido, con el famoso estudio en el que se relacionaba la triple vírica con el autismo, a día de hoy se vacuna prácticamente todo el mundo.
#95 Esos 6 mismos motivos de podrían esgrimir en contra de la escolarización obligatoria. La verdad es que no me convencen.
#153 No sé si la escolarización obligatoria es buena idea o no, pero no creo que esos seis motivos también se puedan esgrimir en ese caso. Por ejemplo, el motivo nº 1. ¿Es el rechazo a la escolarización un fenómeno marginal? Y el motivo nº 3 tampoco sé si se aplica en este caso.

Lo que creo que sí aplica (y es uno de las razones por las que pienso que quizá la escolarización forzada no sea una buena idea) es el motivo nº6: obligar no funciona, ni en el caso de las vacunas ni en el de llevar a los niños al colegio. En mi pueblo, los servicios sociales obligaron hace unos diez años o más a que una familia gitana llevara a clase a uno (no sé si a varios) de sus hijos. El "chaval", y lo entrecomillo porque era más alto y más fuerte que todos los profesores del centro, estaba en edad de ir al instituto, pero no iba. Obligarlo a ir no sirvió para nada: nadie se hacía con él, pasaba olímpicamente de todo, y peor aún: distraía a los demás en clase. Continuamente se lo veía por los pasillos o el recreo, porque los profesores se cansaban de él y lo echaban de clase (normal). Al final creo que acabó siendo expulsado del centro.

menéame