ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

La vergüenza de las startups españolas: mucho marketing y apenas facturan nada

"Quizá haya que usar a Deliveroo como espejo donde mirarse."

El modelo es precariedad laboral, sino no funciona.
#89 No, no es precariedad laboral.
El modelo de hoy en día en start ups es simplemente rehacer el negocio existente para convertirse en el mediador evitando ser tanto el proveedor como el prestador de los servicios, y así evitar toda responsabilidad a la par que reducir la exposición de la inversión al negocio en cuestión. Que esto derive en precariedad laboral es una consecuencia pero no es el objetivo porque se la suda que haya trabajadores o no, o de qué forma, son meros recursos de los que ni siquiera se tiene ni pretende tener responsabilidad alguna.

Deliveroo no hace nada que no existiese antes excepto una cosa: ser el intermediario entre el cliente final que pide algo para comer y el restaurante que lo prepara. Antes tenías a la gente que trabajaba en Telepizza (por poner un ejemplo) que también tenía la tarea de llevar la tal pizza al domicilio en una motocicleta proporcionada (y pagada) por Telepizza. Y ahora tienes eso mismo de otra forma.
Y realmente sí que existía antes: páginas amarillas. A ese listado se le junta geo-posicionamiento en tiempo real y uno obtiene lo mismo.

A alguien se le ocurrió la gran idea de colocarse entre medias del cliente y Telepizza, para por un lado ofrecer otros 'Telepizza' al cliente y ofrecer más clientes a 'Telepizza'. Los clientes ganan más opciones y también lo hacen los restaurantes, pero como esto requiere una logística brutal de gente moviendo comida de un sitio a otro y los restaurantes no tienen tales recursos (ni los tendrán nunca) pues se introduce un tercer actor (el trabajador precario justamente) que hará de conexión entre unos y otros (y de paso el restaurante se ahorra dinero porque no tiene que pagar por esos recursos, y lo hará a cambio de una comisión a ese intermediario, y el cliente no se ahorra nada e incluso paga más pero tiene opción a un mayor abanico de productos que probablemente no use nunca pero que necesita ver para tener la sensación de una mayor calidad de vida). Si toda esa gente que mueve la comida se juntase en una especie de cooperativa o similar (en una empresa justamente) entonces la cosa cambiaría porque tendrían suficiente tamaño para ejercer presión a ese intermediario que conecta a clientes y restaurantes, pero como no es el caso, el intermediario es el único que gana a practicamente riesgo cero porque no ha invertido nada en este negocio (lo invertido es en sí mismo y se lo puede llevar a otro negocio sin problemas).
#89 tras ver sus oficinas en Londres y tener un par de colegas que curran allí... precariedad sus empleados tienen poca :P.
Creo que #99 lo describe perfectamente.

Yo personalmente soy muy crítico con este tipo de empresas, pero es verdad que la idea original (ya sea Uber, Deliveroo o Airbnb) y el servicio que le llega al cliente son geniales.

En todas veo que acaba pasando lo mismo:

- Idea: El rider/conductor es un joven/estudiante/hombre de a pie que se quiere ganar unas perras usando su tiempo libre. Usando esa APP que le pone en contacto con clientes... Todo muy dinámico, la oferta/demanda se autorregula... y todos contentos!
- Realidad: Gente pobre usándolo como su única fuente de ingresos currando exclusivamente para el servicio 40+h semanales. En Londres canta mucho porque el 90% de los conductores de Uber o riders de Deliveroo son pakistanies de estratos socioeconómicos muy bajos (y hay hasta problemas para recibir pedidos durante algunas fechas como el Ramadán).

- Idea: Pones una habitación para alquilar algunos días, conoces gente nueva, te sacas unas perras y el visitante tiene a una persona local que le hace un poco de guía (he tenido varias experiencias así en Airbnb y es GENIAL)
- Realidad: Empresas/particulares llevando negocios de pisos turísticos en negro. Da tanta rentabilidad que literalmente se destruye el mercado de alquiler de múltiples ciudades.

En todos los casos veo que la idea era genial y el servicio da gusto si eres el cliente. Peeero... la necesidad (en caso de los pringaos conduciendo o repartiendo) o la avaricia (gente que se monta Airbnbs) lleva a que la realidad sea monstruosamente fea.
Y lo que me jode es que en todos los casos la empresa lo sabe y lo cubre/favorece. Uber se lleva la mala fama con razón, pero para mí la empresa que más daño ha hecho es Airbnb, que se ha convertido en una encubridora de sinvergüenzas y una destructora de ciudades.

Me jode porque para mí Airbnb es de lo mejor que ha salido en el panorama tecnológico de los últimos años y me ha dado experiencias geniales con los hosts, pero ahora el 90% de lo que encuentro... piso turístico en negro.
#106 La solución al problema de AirBnB que menciones estaría en que AirBnB limitase el número de viviendas que un mismo 'arrendador' pudiese tener (y eso es fácil con el NIF en España, e incluso filtrando directamente que un CIF no pudiese siquiera arrendar). Una referencia catastral por NIF y problema solucionado (además de limitar el número de referencias catastrales en alquiler por cada dirección, por poner un ejemplo).
Y aunque se podría generar un mercado 'negro' en el que haya gente que 'alquile' su identificador fiscal, dudo mucho que le interesase a muchos cuando se enterasen de las obligaciones fiscales que tendrían por el hecho de 'arrendar' (y nuevamente realizar un contrato entre el 'dueño' de la casa y quien 'alquila' su identificador requeriría un contrato a su vez, de lo contrario Hacienda, de enterarse le calcaría otra multa por no pagar impuestos por ese 'alquiler' y ya no digo nada si eso es incluso ilegal).

Pero a AirBnB no le interesa porque su objetivo es maximizar su beneficio y lo de participar en esa economía colaborativa de la que se está aprovechando o promocionar un turismo responsable no va con su negocio.
Pero gracias a su avaricia (y a la del resto de empresas que han montado estos negocios, inicialmente como start ups), la legislación de los países donde se han asentado se ha adaptado o está en proceso de ello, regulando lo que probablemente antes no necesitaba regulación por el sentido común de la gente.

menéame