ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

La vergüenza de las startups españolas: mucho marketing y apenas facturan nada

#42 Yo estoy igual que tú, creé mi empresa, la única inversión que recibo es la de los clientes que creen en mí [a través de la venta de mis productos], y a los que estoy tremendamente agradecido y dedico gran parte de mi esfuerzo para que los productos que desarrollamos sean lo mejor para ellos. Jamás he pensado en inversores, ¿para qué cojones los quiero?, que me den millones para poder montar una oficina cool, pero ¿para qué? [si consiguiera millones jamás montaría una oficina cool, buscaría a los mejores desarrolladores y los contrataría, pero ya está]. El empresario [por mucho que quieran, una startup con su CEO no deja de ser un empresario con su empresa] que se enfoca en conseguir dinero de los inversores, no tiene ni puta idea de quién son sus clientes, porque lo que tengo claro es que los clientes son los inversores de los que consigue el dinero, pero no se dan cuenta que hay que devolver el dinero tarde o temprano.
#74 estoy de acuerdo con lo que dices, pero también te digo que necesitas oficinas decentes para atraer gente buena. A no ser que pagues mucho más que el mercado
#88 Hombre, si pagas 60000-80000€/año a un desarrollador bueno en Málaga, vas a tener a los mejores, y da igual la oficina.
En el PTA, las empresuchas de allí, suelen pagar 20000€/año. [y eso a los seniors]
#96 los mejores estan fuera, no en Malaga muriendose de asco (pero si). La oficina no da igual del todo, por algo la inmensa mayoria de las empresas con los mejores ingenieros del mundo tienen oficinas cojonudas. Lo que pasa es que muchos se centran mas en eso que en un buen sueldo, lo suyo es ambas cosas.
#150 si?, tú crees que una buena oficina es mejor que un buen sueldo?
Para mí, un bueno sueldo y sobre todo ofrecer lo mejor a los empleados es lo mejor, tener una oficina cojonuda te ahoga económicamente. Yo prefiero hasta que trabajen desde casa si lo desean.
#74 seremos gente chapada a la antigua, pero oye que yo tengo 40 tacos, soy pre-milennials

menéame