ACTUALIDAD, POLITICA Y SOCIEDAD

La vergüenza de las startups españolas: mucho marketing y apenas facturan nada

Un poco exagerado el artículo. Aparte de que facturar no es tan fácil. Y en España conseguir financiación es bastante complicado. Al final, si es un proyecto minimamente caro de ejecutar hay recurrir a fondos extranjeros o inversión pública. El caso de davalor salud por ejemplo, una buena idea, un buen producto, una empresa responsable y dificultades para encontrar finaciación. Lo que pasa es que se mezclan proyectos realmente serios con todo tipo de ideas disparatadas.

menéame